Viernes 13-5-2011 – Ataque a los Templarios –

VIERNES 13 (DE OCTUBRE DE 1307) EL ATAQUE A LOS TEMPLARIOS

Los Templarios, monjes-guerreros, propietarios de castillos, tierras y monasterios por toda Europa y convertidos en los banqueros más fiables del Medievo, fueron desposeídos de sus bienes, humillados, torturados y finalmente ajusticiados con la anuencia del papa Clemente V.
Jaques de Molay, a la sazón subcomandante de los Templarios, y sus lugartenientes, sorprendidos a traición cuando regresaban de los funerales de la cuñada del rey, la condesa de Valois, pasarían casi siete años en prisión antes de ser quemados en la hoguera.
La Torre del Homenaje en el castillo de Chinon, desde donde se otea el río Vienne, fue la cárcel de Molay y el escenario de un proceso judicial que aún sigue abierto para los historiadores.
En Chinon, sometido en la actualidad a una completa reconstrucción, los templarios aguardaron inútilmente a que el Papa en su sede francesa de Aviñón les salvara de las acusaciones formuladas por el rey de Francia.
Ritos obscenos de iniciación, sodomía, adoración a un ídolo y repudiar el Crucifijo fueron los cargos presentados contra los templarios y que muchos de ellos reconocieron tras ser torturados.
La Iglesia, que no veía con buenos ojos la persecución desatada por el rey francés y conocía los "recursos" utilizados para que los reos se autoinculparan, exigió que a los templarios se les permitiera defenderse.
Pero los sucesivos procesos judiciales canónicos y civiles, como el llevado a cabo en Chinon por una comisión papal de tres cardenales, no sirvieron para exonerar a los caballeros, que dejaron en las paredes de su mazmorra unas inquietantes inscripciones, conocidas como los "grafiti de Chinon", donde aparece buena parte de la simbología templaria.
Los interrogatorios papales a los templarios en este castillo dieron como resultado su absolución por Clemente V , según consta en un documento hallado en 2002 en los archivos secretos vaticanos.
El pergamino papal, fechado en Chinon en 1308 y que se puede consultar en la biblioteca vaticana, acogía nuevamente a los templarios bajo el manto de la Iglesia.
Sin embargo, la absolución papal no convenció a Felipe el Hermoso, que consiguió en 1312 que el Concilio de Vienne decretara en la práctica la disolución de la orden.
En todos esos años se sucedieron los interrogatorios, las confesiones bajo tortura, las retractaciones, los concilios y las bulas papales hasta que, finalmente, Molay y los suyos terminaron encerrados en la Casa del Temple, en París, dejados a la suerte de Felipe IV y de su valido Guillermo de Nogaret.
Tras ser enjuiciados en Notre Dame por una nueva comisión papal y condenados a cadena perpetua, Molay y Godofredo de Charnay, comendador de Normandía, se retractaron de sus confesiones de culpabilidad y, por ello, fueron conducidos a la hoguera, el 18 de marzo de 1314.
En la pira instalada en la isla de los judíos, en el Sena, mientras las llamas abrasaban su piel, Molay lanzó su maldición a quienes les habían conducido al cadalso: no tardarían más de un año en someterse al Juicio Final.
Y así fue: el Papa Clemente V murió un mes y dos días después de las ejecuciones, Nogaret en mayo y Felipe IV cayó desplomado el 29 de noviembre cuando cazaba por los bosques de Fontainebleau, a sólo ocho meses de la muerte de Molay. Su dinastía, la de los Capeto, desaparecería catorce años después.

Gracias a Dios el objetivo primordial de la Orden del Temple, que siempre fue la custodia del Santo Grial – el Cáliz de la Última Cena, pudo cumplirse ya que el miércoles 11 de octubre de 1307, zarpaba del puerto francés atlántico de La Rochelle la flota templaria. Esa misma flota pasó por el sudoeste de la Gran Bretaña , donde el Grial era custodiado desde el año 47 después de Cristo, y lo trasladaron al puerto templario que desde hacía siglos aguardaba en la Bahía Sin Fondo (actualmente Golfo San Matías) en la Patagonia Argentina. El Santo Grial, siempre custodiado por la única auténtica Orden del Templee, sufrió dos traslados en territorio argentino para morar finalmente bajo la Meseta de Somuncurá en una ciudadela subterránea, donde aguarda la Parusía de Jesús para manifestarse y unirse a Él en la Cena que con Gloria y Majestad celebrará el triunfo de Cristo.
Poco. Muy poco falta para ese momento luminoso.

SS

Ing. Fernando M. Fluguerto Martí
Fundación DELPHOS
www.delphos.com.ar

Anuncios

Una respuesta to “Viernes 13-5-2011 – Ataque a los Templarios –”

  1. TheHOZ95 Says:

    …la definicion de boludez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: