10-2-2012 Aeropuerto grande de Estados Unidos en el Chaco Paraguayo


EL AEROPUERTO DE ESTADOS UNIDOS EN EL DESIERTO PARAGUAYO

Mariscal Estigarribia es un pueblo sin flores. Se levanta en una zona semidesértica, a cinco horas de automóvil al noroeste de Asunción, en el corazón del inclemente Chaco paraguayo. Rodeada de arbustos achaparrados por el sol, la villa fue construida poco después de la guerra que enfrentó a Bolivia con Paraguay, entre 1932 y 1935, instigada por dos multinacionales del petróleo. Era —y aún hoy en cierta forma también lo es— "la última frontera".

Su carácter de excepción lo da también su clima. "Hay dos estaciones aquí: la de las lluvias, entre noviembre y marzo, y la de la sequía, el resto del año", comenta a Clarín Bernardo Coronel, un antropólogo llegado hace 11 años y que es colaborador del diario ABC de Asunción. En verano hay entre 45 y 47 grados "a la sombra", aclara con énfasis pedagógico Modesto Giménez, el encargado del sector de combustibles del Aeropuerto Internacional Luis María Argaña, cuya pista, con sus 3.800 metros de longitud, es la más grande del país. En las noches de invierno, en cambio, el frío llega a los 5 grados bajo cero.

De los 2000 pobladores de Estigarribia, unos 300 pertenecen al Tercer Cuerpo del Ejército, con asiento en el Departamento de Boquerón. La villa se encuentra a unas diez cuadras de la pista de aterrizaje que hoy es el centro del debate político del país. "No hay movimientos de tropas aquí, pero la pista es usada una o dos veces a la semana por civiles o algún transporte militar de urgencia. También vienen aviones de estancias de la zona", dice el vicesargento Rodolfo Riveros, una de las siete personas al cuidado del sencillo complejo militar que bordea la cinta asfáltica.

Algunos militares paraguayos transitan en bicicleta por las calles del barrio. No hay marines a la vista, aunque sí impecables instalaciones castrenses —un casino, un hotel, una sala de espera en el aeropuerto— rodeadas por decenas de prolijos chalets con techo a dos aguas y paredes de ladrillo a la vista.

Según explica Coronel, la pista de la base militar está en perfecto estado de mantenimiento y tiene una ubicación geográfica privilegiada, "aunque no se usa militarmente y a gran escala desde hace años".

Aunque Estigarribia parece estar en el medio de la nada, el Papa Juan Pablo II anduvo por allí. Fue en mayo de 1988 cuando visitó el pueblo de Santa Teresita, a unos 3 kilómetros. Por la zona, además, habitan tribus de indígenas que no se acercan ni se dejan ver por el hombre blanco. Los marines, silenciosos, son sus nuevos vecinos.

Aeropuerto Dr. Luis Maria Argaña (IATA: ESG, ICAO:SGME)


El aeropuerto de Mariscal Estigarribia tiene número 4 y letra C, lo que le habilita estar al servicio de aviones de gran porte.


Para su habilitación, el aeropuerto de Mariscal Estigarribia debe contar con una infraestructura básica. Actualmente hay un tinglado y dos pequeños edificios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: